12 diciembre 2011

Embarazo: Sexta Semana.

Desarrollo de tu bebé

¿Sientes cómo se te ensancha el corazón todos los días, rebosante de amor por tu bebé? Saber que está desarrollándose dentro de ti es maravilloso. Pero tu corazón no es el único que crece: el de tu hijito está creciendo también y enviando sangre a todo su pequeño ser. Las células siguen dividiéndose sin parar y se empieza a parecer más a un bebé. Ahora tiene el tamaño de una lenteja.

Si pudieras verlo te darías cuenta de que tiene una cabeza muy grande en comparación con el cuerpo, y que ya hay manchas oscuras donde luego tendrá la nariz y los ojitos y huecos donde luego tendrá las orejas. Las piernitas y brazos por el momento no sobresalen mucho. Todavía no se distinguen bien los deditos, pero pronto se verán. El cuello también empieza a marcarse y, aunque parezca increíble, la lengua y las cuerdas vocales ya están desarrollándose. Tanto los intestinos como los pulmones también están empezando a formarse, así como las fibras de los músculos. Y a mediados de esta semana, ¡empezará a mover las piernas y los brazos!. Pero...ten un poco de paciencia porque todavía habrá que esperar varias semanas hasta que puedas sentir sus pataditas. Aún es muy pequeño.

Cambios en tu cuerpo

Es posible que estés sintiendo cambios de humor constantes, lo cual es uno de los efectos de las hormonas del embarazo: te levantas feliz por la mañana y a la hora del almuerzo estás triste, luego te alegras de nuevo, después te pones de mal humor...y puede incluso que se te salten las lágrimas por cualquier cosa que antes no te hubiera afectado. Aunque esto puede ser muy desconcertante, especialmente si eres una persona que suele controlar sus emociones, es bastante normal en los primeros meses del embarazo. Más adelante puede que estos cambios de humor se suavicen un poco, pero de alguna forma estarán presentes durante toda la gestación. Sin embargo, estas emociones tan contradictorias no se deben sólo a los altos niveles de hormonas que circulan por tu sangre. También tienen que ver con el hecho de que toda tu vida va a cambiar, y claro, esto puede afectar las emociones de cualquiera.

Tener algunas pérdidas de sangre (encontrar manchitas de color marrón o rojo oscuro en tu ropa interior o en el papel higiénico después de ir al baño) es bastante común al comienzo del embarazo, pero algunas veces puede indicar un problema. Si tienes cualquier tipo de sangrado, lo mejor es que llames cuanto antes a tu doctor o enfermera para que ellos determinen si es algo dentro de lo normal o si quieren hacer alguna prueba. El sangrado también puede indicar que el embarazo es extrauterino (ectópico) o la posibilidad de un aborto espontáneo. Pero antes de preocuparte o angustiarte si has perdido un poco de sangre, habla con tu doctor.

Reacciones:

0 Commentarios:

Publicar un comentario

ULTIMAS PUBLICACIONES